ENTREVISTA A SUSANA MARÍN:
"Ver coronar a Cecilia como Miss Universo, fue uno de los momentos más impactantes que he vivido"
Conocí a Susana Marín en revista Paula, en la época que coordinaba cada detalle del concurso Miss Chile. No sólo era una cara bonita, que muchas veces fue confundida con una de las candidatas, también era el ecentro vital que giraba en torno a ese Universo.
Junto a Cecilia Bolocco rumbo al concurso Miss Universo
Aunque ahora insiste en que el éxito del concurso en esos años fue el resultado de un buen equipo, es evidente que sin su mano experta la cosa habría sido distinta.
Después de tantos años volvimos a encontrarnos, pero esta vez en Londres, durante el concurso Miss Mundo 2011.
Sentado a su lado durante la transmisión del certamen, pude volver a ser testigo de sus comentarios certeros, cuando analizaba a la perfección lo feo, lo malo y lo bueno. Había pasado el tiempo, pero su mirada aguda no había cambiado en nada.
Ahora que estamos a punto de celebrar veinte y cinco años de la elección de nuestra única Miss Universo, quisimos conocer un poco más de Susana Marín, la chilena que siguió de cerca los pasos de Cecilia Bolocco en su camino al éxito y que hoy vuelve a la carga con la esperanza de encontrar una Miss Mundo para Chile.

¿Dónde naciste?
En Santiago, Chile !Soy chilenísima!, pero mi familia, por el lado materno, son argentinos. Al morir mi madre, cuando yo tenía 7 años, vino a vivir con nosotras nuestra abuela materna, así que prácticamente ella me crió, o sea que además soy mitad Argentina, por su influencia.

¿Dónde estudiaste?
En un colegio que "era" maravilloso, de monjas alemanas, se llama -todavía creo- "Inmaculada Concepción". Queda en Bellavista, a los pies del zoológico. Me acuerdo que era genial estar en clases, y escuchar los gruñidos de los leones, y los diferentes sonidos de los animales.
El colegio tenía mucho espíritu. Era una casa antigua, de techos altos, preciosa, con lindos jardines y fuentes con peces en la entrada. Las monjas nos enseñaban a cantar y a bailar, y yo estaba en el coro del colegio. También nos enseñaban a hacer Mosaicos, Origami, etc., ese es mi mejor recuerdo del colegio, que tenían una educación muy enfocada al arte, siendo a la vez, un colegio muy estricto, con una muy buena educación. La verdad es que era una mezcla excelente.
Pero pasó que, como las monjas fundadoras ya estaban viejitas, murieron a los pocos años de estar yo en el colegio, y ahí... ¡cambió todo! Botaron la casa, y construyeron un edificio horrible y despersonalizado, lo que me dio mucha pena, bueno, por lo menos nos quedaban los sonidos de los animales, pero no fue suficiente, me dio la rebeldía, y no quise seguir en un lugar al que le habían arrancado el espíritu. 
Mi padre me dijo que si me iba del colegio me metía a un liceo. OK, le dije , me voy a un liceo y así terminé mis últimos dos años de estudios en el liceo 14, en Vitacura. Curiosa experiencia: de estar en el ordenado y creativo mundo de esa educación alemana, llegué a la caótica jungla que era ese liceo, además justo en los años políticamente complicados, todo era marchas y desorden, pero en fin, ahí terminé mi educación, bien distinta de la anterior. Igual fue una buena y diversa experiencia.

¿Cómo llegaste al mundo del modelaje y la publicidad?
Empecé a modelar a las 10 años, un comercial de sopas Maggi -me acuerdo- y después a los 17 años, me empezaron a llamar para fotos, comerciales, desfiles, fotos de moda, etc, y nunca más paré... hasta los 30 años.

¿Te acuerdas de otros avisos publicitarios?
Fueron un montón. Me acuerdo del primero, que fue sopas Maggi. Siete años después, seguí con Dominal, Aspirina, Ballerina, Sedal, Windsor 100, Soprole, Svelty, Pamela Grant, Nescafé, Linic, Costa Nik, papel Suave, etc. ¡Y eso sólo en spots publicitarios, porque en fotos son muchísimos más!  
Recuerdo el de Trivitana, Pisco Control, Medias Miss Universe, Baby Lee, Linic, Pamela Grant, y tantos otros.
También en los años 80' hice fotos de moda en Brasil para la revista Interview. Soy una agradecida del modelaje, ya que ahorraba toda esa plata considerada "extra", y con esos ahorros me hice mi linda casita.

Tu nombre se hizo conocido en Chile cuando comenzaste a trabajar en Paula para la organización Miss Chile ¿Cómo llegaste al concurso?
Me había casado muy joven, inmediatamente al salir del colegio, no había estudiado nada y tenía dos hijos, así que me puse a trabajar. Llevaba cinco años en una financiera, y paralelamente trabajaba de modelo.  
Era el año 1985 cuando empecé a modelar para Revista Paula, que justo necesitaban a alguien que fuera la coordinadora de Miss Chile para Miss Universo. Y lo curioso es que tenía tres opciones en mi vida en ese momento: me habían llamado para actuar en una teleserie, había hecho una prueba ¡y había quedado! También estaba aceptada para trabajar en la plataforma comercial de un banco, y...¡me habían elegido como coordinadora del Miss Chile! No fue fácil decidir, pero ahora creo que tomé la decisión correcta.

¿Cuál era tu rol como coordinadora del Miss Chile?

Como coordinadora general del concurso organizaba los desfiles, las sesiones fotográficas, las actividades de las misses, etc. Pero, lo más importante era la preselección de las candidatas, lo que hacíamos con Gerardo Errázuriz.
El equipo era de seis personas: Marcia Duery, una muy creativa productora; Paulina Oliver, encantadora asistente; Patricia Peñailillo, nuestra "mamá-secretaria"; Gerardo Errázuriz, incansable buscador de candidatas y Pedrito, nuestro querido junior, que se murió muy joven, pocos años después.

¿Qué año fue el primer concurso que te tocó coordinar?  
Entré al Miss Chile para Miss Universo, el año 85, cuando se eligió Miss Chile a Claudia Van Sint Jan, quién clasificó entre las 10 finalistas. Al año siguiente volvimos a clasificar con Mariana Villasante. Y luego, la tercera es la vencida, logramos una Miss Universo  para Chile: Cecilia Bolocco.

¿Cómo se organizaban para reclutar candidatas?
Tenía dos "buscadores de candidatas": Gerardo Errázuriz, que trabajaba con datos de potenciales candidatas que le daban. Él era incansable. Las llamaba hasta convencerlas de participar -como fue con Cecilia Bolocco-. También, durante algunos meses, estuvo Alejandro Ortega, que se encargaba de ir a universidades y diferentes lugares, a captar a las posibles misses. En general todo el equipo estábamos pendientes de buscar niñas con los requisitos. En el lugar que estuviéramos... hasta en la calle parábamos a posibles candidatas.

Con el tiempo esas versiones del concurso son recordadas como la época de oro del Miss Chile, pero nos imaginamos que también era difícil mantener el buen nivel ¿Cuál era lo que más costaba?
Cuando yo entré al concurso, el nivel estaba bastante decaído, y me empecé a dar cuenta que era básicamente por el trato a las candidatas, en diferentes áreas. Eran los 80´, y las mujeres estábamos más reprimidas en ciertos sentidos, algunas cosas eran mal miradas. Por ejemplo, la presentación y desfiles en traje de baño. Ese ítem era la piedra de tope para muchas de las candidatas... por vergüenza... pudor... el que dirán, o sencillamente porque estábamos en un país bastante conservador con esos temas, y era mal mirado.   
A las chilenas les costaba mucho mostrarse en traje de baño. También el machismo era bastante, y a las misses les daban un trato, a veces, poco respetuoso. Todos los años, las candidatas hacían la presentación a la prensa, que era en traje de baño. Un día, mirando las fotos de la última presentación que habían hecho, vi una foto de un diario que -en portada- puso a todas las candidatas... ¡de espalda! O sea, sólo traseros...¡y me cargó!
Así que decidí hacer la presentación siguiente a la prensa, con las misses en lindos vestidos juveniles ¡Estaban indignados! Me trataron de "cartucha", y no sé que más, sin entender que fotos como esas era lo que nos impedía tener un buen nivel de candidatas. Nadie quiere salir como candidata de trasero ¡Pero si ni siquiera se les veía la cara!
Si hasta en el Mercurio Enrique Lafourcade me puso "la casta Susana"... jajaja, pero en buena onda, eso sí.
Así que decidí reducir las presentaciones en trajes de baño a lo justo y necesario, ya que también debían demostrar que tenían un cuerpo armónico, y obviamente presentarse en traje de baño en el concurso Miss Universo. Tenían que vivir la experiencia para adquirir la soltura necesaria, ya que no es fácil caminar en una pasarela en traje de baño, pero al final, lo limitamos a una sola aparición en los desfiles. Creo que, en parte, fue esta postura de hacerse respetar y no exponer a las candidatas innecesariamente, lo que nos ayudó mucho a subir el nivel de las niñas que se presentaban al concurso.
Todo esto asociado a un apoyo enorme de Paula, y un esfuerzo de los que estábamos involucrados en hacer un buen concurso.

¿Viajaste con algunas Miss Chile al Miss Universo?
A Panamá con Mariana Villasante, y a Singapur con Cecilia Bolocco.

¿Qué recuerdas de cada una de ellas?

De Mariana recuerdo su dulzura, su sensibilidad. Una mujer inteligente, fina, distinguida, y buena onda. Con una belleza impresionante. Una de las mujeres más lindas que he conocido, pero sumamente frágil, teniendo tantas cualidades, por dentro y por fuera, como que no se la creía. Era muy tímida.
De Cecilia recuerdo su inteligencia, su asertividad de decisiones como concursante, su desplante, su talento en varias áreas, su constante postura de ganadora y lo completa que era, además de una linda cara y armónico cuerpo.
Pero, igual insegura a veces, y muy emocional en relación a los suyos, sin olvidarme de algunos episodios de mal genio. Creo que ella era tan perfeccionista, que se exigía tanto, que la tensión le afloraba.


¿Piensas que fue justo que ganaran el Miss Universo las que te tocó ver coronadas?

Creo que sí, lo que pasa es que uno conoce poco a las otras misses, y hay que pensar que el concurso está un mes observándolas, y al final escoge a quienes consideran las mejores. Son demasiadas candidatas y es una selección sumamente difícil, por lo que respeto las decisiones de la organización, y del jurado.
Igual las Miss Universo y Miss Mundo que he conocido han sido merecedoras de la corona, mujeres que son, no sólo bellas, si no que además con una gran personalidad, y lo más importante, poseedoras de algo que es primordial, que llaman ángel o carisma.

¿Tienes alguna anécdota del Miss Universo ?
En Panamá fue difícil, primer año que iba, no me conocían. La organización es bastante estricta, y era difícil ver a Mariana. Sólo hablábamos por teléfono todas las noches, por si necesitaba algo, y para que supiera que no estaba sola, que yo estaba allá, dándole mi apoyo. Pero ya para el segundo año, en Singapur, conocía a todo el equipo, me hice muy amiga de los camarógrafos, productores y del equipo en general.  También de la coordinadora del concurso, que era muy buena onda, y me invitaba a todas las actividades de las misses, así que pude tomarle miles de fotos a Cecilia.
Ese es uno de las mejores recuerdos de  Singapur. Mi amistad con el equipo de Miss Universo, porque, aparte de que eran gente muy agradable y simpática, era un equipo totalmente cosmopolita, muy entretenido, y fue gracias a ellos que tenía noticias de lo que estaba pasando con Cecilia. Me ayudaron mucho. Me contaban como ella se iba destacando en el grupo, y así podía   informarle a ella que iba muy bien encaminada en el concurso, y darle la mayor seguridad posible.
Incluso en la final, momentos antes de que la nombraran Miss Universo, los camarógrafos me advirtieron que tomara fotos, y me ayudaron a acercarme un poco más al escenario, me decían: "Tu chica va muy bien", para que me mantuviera atenta. Ese final feliz, viendo coronar a Cecilia como Miss Universo, fue uno de los momentos más impactantes que he vivido. Fue un momento feroz ... de emoción... felicidad, y con segundos de incredulidad.
La gente del concurso me contactó inmediatamente y me llevaron, con una tremendamente emocionada Cecilia, a la suite que le pasaban como Miss Universo. Nos quedamos varias horas ahí, hasta las cuatro de la mañana, conversando del remolino de vida que se le venía. Fue un momento muy emotivo e intenso, Cecilia estaba sumamente emocionada y expectante: el cambio en su vida venía muy fuerte.

También viajaste con Cecilia al Miss Sudamérica ¿Por qué crees que no obtuvo ningún,?
Creo que por motivos políticos. En el jurado eran casi todos embajadores, y ustedes conocen la historia. ¿Cómo se explica que salió última en Miss Sudamérica y después ganó Miss Universo?

¿Qué nos puedes contar de Cecilia Bolocco en el Miss Universo?

Llegó destruida después del Miss Sudamérica. Lloró mucho en el vuelo a Singapur. Fue triste, pero afortunadamente eso duró unos días, ya que al poco tiempo de llegar, nos dimos cuenta que iba muy bien encaminada -por lo que me decían mis amigos del equipo de Miss Universo- y porque salía mucho en las grabaciones, esas cosas te empiezan decir que algo está pasando, que la están viendo, que se está haciendo una de las favoritas, y se nota en el entorno.  En las actitudes de la gente hacia ella, en fin, lo importante es que ahí ella recuperó su seguridad... y brilló.
Y que más te puedo decir, su participación en el concurso fue inmejorable, tanto, que hasta hoy 2012, no logramos tener   otra Miss Universo, o una Miss Mundo... pero tengo fe...

¿Y después de esa etapa en el concurso Miss Chile?
Estuve un año más en el concurso Miss Chile, pero las cosas tomaron un rumbo inesperado. Con el éxito de Cecilia se formó "la casa Miss Chile", y entró mucha gente nueva a trabajar, también formaron la "gerencia Miss Chile" y todo cambió, para mí y para el pequeño, pero involucrado, equipo que éramos.
De alguna manera se perdió lo que yo creo que es muy importante para tener grandes éxitos en todo sentido: el espíritu,   la magia, ese trabajo en que pones todo, no por las "lucas", si no porque tu esencia está ahí, dando todo lo que puedes por hacer las cosas bien, desde el alma. Eso sentí que se perdió, por lo menos para mí.
Así que me fui de Revista Paula, ya que me estaban llamando para formar un concurso juvenil, que estaría vinculado a una revista: "Miss 17". Fue un éxito, habían colas de adolescentes para inscribirse, fue muy gratificante, después de la pena que fue irme del Miss Chile. Patricia Larraín fue la primera "Miss 17".
Pero pronto me llamaron para formar el "Señora Chile", así que seguí esos rumbos. El concurso fue un éxito, teníamos candidatas excelentes... es que el tema era muy entretenido.  
Teresa López ganó el concurso ese año, que fue televisado por Canal 7, pero desgraciadamente el concurso "Señora Mundo" se terminó, así que al no haber proyección internacional, también terminó en Chile.
Después estuve una temporada en "Miss Hawaian Tropic", el año en que ganó Daniella Campos. También estuve una temporada en "Miss Portada Tú", el año de Savka Pollack.

En la actualidad tu nombre ha vuelto a estar ligado a los concursos de belleza ¿Qué nos puedes contar de esto?

Después de esos tres concursos de los que hablé antes, estuve un tiempo trabajando en diferentes   producciones, en ferias, y otros, y en el año 2000, volví a "Miss 17", como coordinadora y productora -donde sigo hasta hoy-. Desde el año 2011, estoy como coordinadora de Miss Chile para Miss Mundo. Tuve la suerte de estar en el Miss Mundo 2011, que se realizó en Londres, con Gabriela Pulgar, excelente y talentosa representante de nuestro país. Ella ganó el concurso de talentos, clasificó en deportes, y quedó entre las 20 finalistas.
Creo firmemente que si hubiéramos tenido más tiempo para prepararla, Gabriela podría haber llegado mucho más lejos en el concurso. Ahora ella está en Londres, fue llamada por productores musicales de allá, para lanzar su carrera musical,   así que ella ya es una gran ganadora.

¿Crees que volveremos a tener una destacada participación o ganar una corona internacional?
¡¡¡Eso espero!!!! Estamos trabajando fuertemente en eso. El concepto de los concursos de belleza ha cambiado mucho, ya "No basta con ser bella", como dice el programa de televisión con el que estamos dando a conocer a las candidatas del concurso Miss Chile-Mundo 2012. Ahora se busca mujeres completas, inteligentes, con proyección, talentosas, y con una historia de vida interesante, pero más que nada con una gran personalidad, y, como dije antes, con mucho carisma, encanto, ángel. ¡Si logramos enviar a una Miss Chile, con la mitad de esas cualidades, es seguro que logramos tener una Miss Mundo!
Por mi parte, y tal como lo hice en Londres, y en Singapur, haré lo posible para que en el Miss Mundo sientan que estamos presente, que les suene Chile ¡harto y a cada rato! Que sientan que Miss Chile no es una más de las 120 candidatas que llegan al concurso, y que hay una organización seria detrás, que se preocupa de ella. Por mi parte trato de darle a Miss Chile todo el apoyo y seguridad que puedo, y que son tan necesarias para ella, en un mes en que se encuentra sola, ante 119 competidoras.

¿Cuál crees es la causa por el actualmente las chilenas no triunfan en los concursos de belleza?
Creo que les ha faltado preparación, o ese "algo" que hace que se destaquen entre miles de concursantes, que es personalidad, carisma, o quizás es que no hemos logrado encontrar a la mujer que reúne todos los requisitos, inteligencia, belleza, talento, personalidad, en resumen, la mujer completa, como era Cecilia Bolocco.  
La clave quizás sea tener una Miss con potencial, y poder prepararla por lo menos un año, en todas las áreas.

Juguemos a suponer que tienes la franquicia del Miss Universo Chile ¿Qué sería lo primero que harías para volver a tener la época de oro de la belleza chilena?
Si me pongo en el caso hipotético de tener la franquicia de Miss Universo, lo primero que haría sería buscar, buscar mucho, en todo Chile, a candidatas con potencial,   porque eso es lo más difícil de encontrar. Piensa que Cecilia Bolocco fue perseguida por años, hasta que logramos que participara en Miss Chile. Y ella ya estaba preparada, ya era una ganadora de por sí.
Lo segundo sería darles una preparación full, en todas las áreas importantes, Y ojalá esta preparación durara un año, mínimo. Lo otro es corregir pequeños defectos físicos, mediante tratamientos, o pequeñas intervenciones estéticas. También es muy importante reforzar las relaciones con el concurso internacional, que noten preocupación, compromiso y esfuerzo por enviar a una excelente concursante. En que si crees firmemente en algo, y lo que haces, lo haces desde el corazón, tienes respuestas. La energía positiva es maravillosa,   y sumado a un trabajo en equipo que se las juega con todo, los resultados tienen que ser positivos.
En 1987
Con Miss Chile 2011 Comercial de TV Comercial para la TV Comercial para la TV

Entrevista de Ricardo Güiraldes @ www.chileancharm.com
LA MODELO SUSANA
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
www.chileancharm.com