UNA REINA EN CHILE:
El día que la peruana Gladys Zender, Miss Universo 1957, visitó Chile
Hacía dos años que Chile no recibía la visita de una Miss Universo, cuando en septiembre de 1957, la peruana Gladys Zender evolucionó al país con su llegada en el aeropuerto Los Cerrillos de Santiago.
Como toda personalidad importante que visitaba nuestro país, Miss Universo 1957 fue recibida especialmente en el Palacio de La Moneda por el entonces presidente Carlos Ibáñez del Campo.
En Chile encantó a todos, aunque algunos comentaron que sólo había "lucido recatadas ropas" y decepcionados ante la negativa de la reina de posar en traje de baño: "Debe ser porque está más delgada de cuando ganó" -comentaron los más exigentes-.
A manera de revivir esos momentos, Chilean Charm reproduce parte de un artículo escrito entonces por el periodista Isidoro Basis Lawner, quien relata detalles de la visita de la soberana de la belleza.
LA VISITA DE MISS UNIVERSO 1957
Desde la escalera del avión, Miss Universo saluda a la prensa y curiosos
Con turbante, Gladys llega a la conferencia de prensa del Carrera
A pesar del cansancio del viaje, Miss Universo respondió todas la preguntas
Entrevistada en una recepción realizada en su honor en el casino de Viña del Mar. (Foto de Claudio Bascuñán)
"...Después de 20 horas de vuelo casi ininterrumpido (venía directamente desde Colombia), llegó a nuestro país la hermosa y atrayente Gladys Zender, Miss Universo.
La natural fatiga del viaje se hizo evidente en su primer contacto con la prensa chilena: Gladys se notaba cansada, pero -gracias a las agudas preguntas de los periodistas y el ambiente de ameno en que se llevó a efecto la entrevista- la hermosa muchacha fue recobrando sus energías. Ya en las postrimerías de la conferencia, charló, conversó, hizo inteligentes observaciones y encantó a todos los presentes con su gracia singular.

EN LOS CERRILLOS
Tal como era de presumir, cada vez que se anuncia la llegada de una personalidad, hubo una espectacular recepción en el aeropuerto Los Cerrillos. Como aún no está habilitado el nuevo edificio, inútil fue el despliegue de carabineros, porque de todos modos entró a la losa quien quiso. Una enorme multitud se congregó, aumentada esta vez por los obreros de la construcción que, abandonando sus trabajos se unieron a la procesión que siguió los pasos de Gladys Zender, apenas pisó tierra chilena. Miss Universo fue recibida en Los Cerrillos, por personalidades de la embajada del Perú y dirigentes de las firmas auspiciadoras, "Max Factor" y "Catalina". Apareció en la   puerta del avión luciendo un gran sobrero que hizo sufrir a los reporteros gráficos.
Apenas pisó la losa, la muchedumbre sin hacer caso de los carabineros -que tampoco sabían a ciencia cierta a quien había que contener-, se abalanzó para verla.
Y, como siempre, hubo toda clase de comentarios. Uno de los albañiles dijo muy en chileno: "Ejante lo alta que es y se pone sombrero"...
Después de los saludos de rigor y confundida por la multitud, Gladys -acompañada por sus padres- entró en el automóvil del gerente de "Catalina" que la condujo al Hotel Carrera.  
"Sólo quiero descansar..., aunque sea unos minuto" -repetía Miss Universo.

SUS DECLARACIONES
A las siete de la tarde se realizó la conferencia de prensa en uno de los salones del Hotel Carrera, donde también se proyectó un filme en colores, mostrando los pormenores de la elección de Miss Universo.
Después de varias "partidas falsas", en la que los testigos hacían correr la voz de que "ya venía, por fin hizo su aparición Gladys Zender, en medio de la atmósfera de inquietud y curiosidad ¡Era la primera Miss Universo latinoamericana!
La hermosa peruanita es alta, espigada, de cadencioso caminar. Lucía un traje de lanilla color azul marino, y su cabeza cubierta por un exótico turbante.
Ante las preguntas de los reporteros, sus palabras fueron:
"Tengo 17 años y 0nce meses de edad. Luego de haber sido designada Miss Universo, hubo un pequeño problema, pues los reglamentos determinan una edad mínima de 18 años para participar en el certamen, pero después se resolvió cuando se explicó que en el Perú, al pasar los seis meses, se considera a la persona con un año más".
"El público norteamericano me trató extraordinariamente bien, y creo que recibieron con simpatía y afecto mi designación. Esto lo digo, no por vanidad, sino para establecer una verdad: en cada presentación pública, los espectadores me aplaudían con mucho cariño".
"Estaba convencida que Miss Brasil iba por lo menos a alcanzar un segundo lugar. En el primer puesto colocaba a Miss Alemania".
"Cuando quedé entre las 15 semifinalistas, me di por satisfecha y feliz. Era un triunfo que nunca me imaginé iba a alcanzar..., pero cuando llegué a las cinco últimas, entonces sí que me entraron los muñecos (simpática expresión peruana por entrar en pavor). Mis compañeras me aseguraron que tenía posibilidades, que lo habían oído, etc.
Total, viví unos instantes horribles de indecisión".
"No pensé participar en el certamen para elegir a Miss Perú, pero fueron tantos los ruegos de mis amigas y amigos, que al final -un poquito a regañadientes- accedí. Y ya ven ustedes... ¡Gané!"
"Después de la inmensa emoción que significó haber alcanzado este triunfo, que dediqué con todo cariño al Perú, vinieron los compromisos oficiales. Mi vida se transformó de la noche a la mañana.
Al principio estaba mareada de fogonazos de fotógrafos, entrevistas por radio y televisión, conferencias de prensa, comidas, bailes y presentaciones. Ahora ya me acostumbré a todo ello..., pero -palabra- deseo volver a vivir la vida tranquila que llevaba antes".
"No conozco a Pablo Neruda y tengo vagos contactos con Gabriela Mistral".
"No tengo novio, aunque después de mi coronación he recibido cuatro proposiciones matrimoniales, todas ellas por correspondencia.
Una era de un italiano que me ofreció un hogar estable y tranquilidad para toda la vida. Ninguna contesté, pues aunque tengo por meta llegar a constituir un hogar, deseo que se disipen los valores de la gloria para poder casarme a mi gusto.
Me agradan la vida de hogar, los niños y vivir para una familia, pero quiero que ésta sea tranquila. De todos modos, no puedo casarme hasta después de   coronar a la futura Miss Universo
"¿Cómo era mi vida en Lima antes de ser coronada Miss Universo?
Terminé mis estudios en el colegio alemán de "Santa Ursula" y me matriculé en los cursos de "Campo Abierto" de la Universidad, donde seguí especialidades, como psicología, literatura, etc. Tenía clases en las mañanas y en las tardes. Después de ir a la Universidad, acostumbraba quedarme en casa escuchando música, especialmente la norteamericana de carácter romántico, y leer novelas. Ahora todo ha cambiado.
Y su vida tranquilade estudiante cambió de una manera drástica: Paso de un cóctel a una recepción oficial; después, a las visitas de cortesía; más tarde un almuerzo de gala; en seguida otro cóctel; comidas de etiqueta, en fin ..., no descansó hasta las dos de la madrugada, yendo de un club a otro".
"Al ser coronada recibí numerosos regalos: tres automóviles, uno de ellos maravilloso; un collar de perlas con sus correspondientes aros; una estola de visón; un juego de maletas; y muchas más".

EN LA INTIMIDAD
Terminada la entrevista de prensa, tuvimos el privilegio de ser recibidos particularmente y en forma exclusiva en el departamento de Gladys Zender. En la habitación 622, del Hotel Carrera, conversamos brevemente con Miss Universo 1957.
Gladys Zender, un poco más tranquila luego de pasar por la prueba de fuego ante toda la prensa nacional, se mostró tal como es: una muchacha sencilla y habilosa.
-Si alguien insistiera en proponerle un trabajo cinematográfico ¿aceptaría? -le preguntamos.
"Todavía no lo sé. Quiero que pase esta vorágine. No es que me disguste la idea, ni crean que no tengo condiciones. Sin falsa modestia, debo decirles que cuando estaba en el colegio, muchas veces interpretaba papeles en las representaciones dramáticas... y no lo hacía nada de mal. Con estudio y dedicación podría llegar a ser algo... Pero... veremos.
-¿Está feliz con su triunfo? "Sí, por cierto. Pero lo único que les pido es que digan a las lectoras que no me envidien. Todo lo que ha ocurrido es hermosísimo..., pero también es bello vivir tranquilamente, sin la sombra de una gloria efímera, que pasa luego. Lo peor es que una puede acostumbrarse y después eche de menos los homenajes de la gente. Por eso trato de aferrarme a mi vida   de siempre, ya que más tarde seguiré siendo Gladys Zender, una muchacha estudiante. Que sueña con un marido, un hogar y muchos niños a quienes amar..."
"Llegó el tesoro del Perú". Gladys Zender saluda a su llegada a Chile
Con sus padres después de la conferencia de prensa
Miss Universo 1957 descansa en su habitación del Hotel Carrera
Miss Universo en Chile
Foto oficial de Miss Universo 1957 en traje de noche
En su trono luego de ganar el Miss Universo 1957
 
® Por Ricardo Güiraldes, especial para Chilean Charm
 
 
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
 
www.chileancharm.com