UNA CHILENA:
La noche que Fresia Soto se convirtió en la primera Diva del Festival de Viña del Mar
Desde el instante en que Fresia Soto recibió la Lira de Oro y en que los aplausos del público remecieron su moño postizo, la Quinta Vergara no volvería ha ser la misma.

Fresia Soto, posa con sus ojos oscuros en los años sesenta
Cuando llega febrero y vuelve la histeria festivalera, algunos chilenos, aperados de piscola, paciencia y papas fritas, se quedan hasta las tantas de la madrugada hipnotizados frente al televisor en un ritual histórico que no se puede dejar pasar: al otro día será el tema de obligado de conversación.
Otros, más valientes, se encaraman en la punta cerro y con la garantía que les otorga su entrada, pifian en vivo y directo a los malos y chiflan a las buenas mozas.
Para seguir la pista de lo que ha sido esta singular "fiesta nacional", sería bueno echar marcha atrás, revisar los archivos y desempolvar a una chilena morena, bajita y de ojos bien negros, que sin llevar la corona de belleza ni darse el chapuzón en la piscina de un hotel viñamarino, en 1967 se ganó el corazón de melón de los chilenos.
Fresia Soto fue mucho más que la ganadora de la octava versión del Festival: demostró a todo Chile que una niña sencilla de 21 años podía romper esquemas y transformarse de la noche a la mañana en una diva, a la altura de cualquiera figura internacional.
Se atrevió. Esa madrugada, arrastrando la cola de su sofisticado traje de noche y llevando descomunales pestañas falsas, que como tarántulas despiadadas ondularon sobre sus lentes de contacto calipso, despertó a todo Chile cantando "Cuando rompa el Alba".
Desde el instante en que Fresia Soto recibió la Lira de Oro y en que los aplausos del público remecieron su moño postizo, la Quinta Vergara no volvería ha ser la misma.
Con su look kitsch del Pop Art, la morena de la voz suave dio el último grito de la moda y estampó su nombre junto al de otra pionera. Laura Gudack, la modelo que bajando de las pasarelas se subió al escenario y aceptó el reto de ser la primera mujer en co-animar el festival.
Ese verano de 1967 quedaba estipulada una base festivalera esencial: para descollar y hacer historia en Viña del Mar, hay que ser, sea como sea, glamorosa y brutalmente audaz.
www.chileancharm.com
EL CAMINO A LA SOFISTICACIÓN
1961
1962
1963
1964
1964
1965
1966
1967
1968
1968
EL TRIUNFO EN EL FESTIVAL DE VIÑA
EN BUSCA DE NUEVOS RUMBOS
 
En la década de los setenta la vida de Fresia Soto tomó otros rumbos. En lo personal contrajo matrimonio y en lo profesional, actuó como "Carmela" en la obra "La pérgola de las Flores", apareció en un par de películas nacionales -"Ayúdeme usted compadre", y "Chao amor chao-. Otra faceta fue su éxito como vedette en el teatro de revistas "Bim Bam Bum" de Santiago.
RECUERDOS DEL FESTIVAL DE VIÑA DEL MAR
 
EN PORTADA
 
® Por Ricardo Güiraldes, especial para Chilean Charm
 
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
 
www.chileancharm.com