ENTREVISTA A SOLEDAD ERRÁZURIZ:
"Pensé que iba a engordar, pero lo único que hice fue comer pan, huevos revueltos y tomar Coca Cola"
Al llegar de Japón perdió una de sus maletas. A su juicio, la más importante: tenía cosméticos, pelucas, regalos para su familia y el traje de noche para la elección final .
A su regreso del Miss Universo 1970, Soledad Errázuriz fue entrevistada por la prensa. Habían sido muchas las ilusiones de una nueva clasificación en el concurso. Pero, lamentablemente, la suerte había sido distinta a la de Mónica Larson el año anterior.
Con la idea de conocer un poco más de su experiencia en el concurso de Miami, Chilean Charm reproduce parte de ese texto, el que en esa oportunidad fue titulado "De Geisha volvió Miss Chile"...
"...La hermosa Soledad Errázuriz, Miss Chile 1970, volvió muy feliz de su viaje a Estados Unidos y Japón, donde peleó por el título de la más bella del mundo.
Ella regresó de Geisha, portando un abanico japonés y con un aire muy oriental. De todas maneras, Soledad tiene conquistado el título de la más bonita de las chilenas.
"DE GEISHA VOLVIÓ MISS CHILE"
... "No tengo ningún problema por no haber figurado entre las más bellas del mundo. Lo único que digo es que estoy muy contenta de estar nuevamente en Chile. Especialmente porque fue un viaje muy agotador de más de un mes".

Soledad Errázuriz García Moreno regresó el jueves desde los Estados Unidos. Tenía la responsabilidad de representar nuestro país en el concurso anual del Miss Universo. Sin embargo, a pesar de que no quedó entre las finalistas, no tiene ningún complejo y está feliz de haber llevado el nombre de Chile en el certamen. Soledad está aun más delgada que cuando se fue.
"Yo pensé que iba a engordar -dice- pero todo lo contrario. Lo único que hice fue comer pan, huevos revueltos y tomar Coca Cola. No hay caso con las comidas chilenas".

CONTINUAR DE MODELO
Soledad está tranquila y pronto reanudará su vida de antes. Continuará trabajando de modelo y terminará su carrera de secretariado. Todo sigue igual.
De su viaje de un mes tiene mucho que contar. Considera que su estada en Japón y Nueva York fue una pérdida de tiempo. "No nos dejaban ir a ninguna parte solas. Me había hecho tantas ilusiones con ese país, pero ni siquiera pude visitar el pabellón chileno en la Expo-70. Allá todo fue posar una y otra vez para las casas auspiciadoras, sin haber visto jamás otra cosa".
En cuanto a sus relaciones con otras misses, señala que no anduvieron del todo mal, sobretodo con las latinas.
Pero lo más terrible ocurrió en el hotel. Su compañera de pieza fue Miss Corea.
"No hubo caso de que nos entendiéramos. Ella con sus costumbres y su idioma y yo lo que más deseaba era conversar con alguien. Rogué para que me cambiaran pero no hubo caso".
Soledad ahora se ríe. Está en su casa sentada en el piso de su dormitorio jugando con un abanico japonés.
"Me lo regalaron allá, también esta máquina fotográfica pequeñita y una radio portátil".

SIGUEN LOS PROBLEMAS...
Al llegar al aeropuerto de Nueva York perdió una de sus maletas. A su juicio, la más importante. Tenía cosméticos, trajes, una chaqueta de terciopelo negro de la India, regalada por el peluquero Luigi, pelucas y obsequios para su familia y otros artículos de gran valor.
Afortunadamente otras misses comprendieron y le regalaron algunas de sus ropas que ella guarda con gran aprecio.
Pero no todo acabó aquí, dice la Miss Chile.
"En Miami nos separaron en cinco hoteles de diferentes categorías. Yo no comprendo ¿Si todas somos iguales, por qué se alojaron en el mejor hotel diez de las quince finalistas?"
"En cuanto a nuestro cuidado personal, todo corrió por cuenta propia".
Desfilando en traje de baño
Su presentación en traje típico
Con sencillez y tomándolo como otra anécdota, Soledad cuenta que habían tres peluqueros para 64 misses. "Y sólo se dedicaban a peinar. El lavado del pelo, los tubos, lo hacía cada una".
"Menos mal que soy modelo y sé peinarme y maquillarme sola".
Pero, varias misses no lo sabían y diariamente llegaban al dormitorio de Soledad para que ella las maquillara y peinara.
El certamen mismo tuvo tres etapas. Una de eliminatorias, otras de entrevistas con un jurado y la final dos días después.
"La entrevista prácticamente no tiene objeto".
Señala que allí no se hacen preguntas de cultura o con el fin de determinar la personalidad de la concursante.
"Sólo uno de los jurados anotó las respuestas a las consultas preparadas por él mismo y que valían un poco la pena".
Por todo eso, Soledad dice que lo mejor es estar en Chile.

PLANES DE MODELO
"Al menos aquí trabajo para mi país".
El próximo Jueves parte a Tahití acompañada de Mónica Larson, Miss Chile 1969.
Allí presentarán la moda de verano 70-71. Después estudiará una oferta que le hicieron en Miami para una agencia de modelos.
Ahora sólo quiere ser una persona normal que aspira a recibir pronto los premios ofrecidos por los auspiciadores chilenos del concurso.
® Por Ricardo Güiraldes. Especial para Chilean Charm
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
www.chileancharm.com