MISS VENEZUELA 1967
Conociendo el tiempo de Mariela Pérez Branger
No había pasado un año del Miss Universo 1967 y nuevamente Mariela Pérez hacía noticia: portada de la revista Vanidades que la destacaba como una modelo de Nueva York.
El 15 de Julio de 1967, fue una noche inolvidable para Latinoamérica: una venezolana de gran belleza se ubicaba en el segundo lugar en uno de los más populares concursos Miss Universo de todos los tiempos. Minutos antes de conocerse el resultado, Mariela Pérez Branger, una morena elegante y carismática, se había desplazado radiante en su vestido turquesa de tipo odalisca y hacía pensar a muchos que sería la justa ganadora. En cuanto al traje de noche, terminado el concurso, Mariela contó que tal vez no había sido una buena elección ya que la había limitado en en el momento de desplazarse y bailar en el escenario.
Y llegado el momento de decidir, el jurado tuvo la última palabra y se inclinó por la norteamericana Sylvia Louise Hitchcock.
MARIELA EN EL TIEMPO DEL MISS UNIVERSO

Nació en Caracas un 14 de Febrero de 1947, y había vivido en Inglaterra y estudiado en la Universidad Central de Caracas.
En una entrevista concedida para Vanidades, la revista describían: " Mariela Pérez Branger, que disputó el cetro de Miss Universo hasta el último momento a Miss Estados Unidos, es una bella muchacha de ojos negros, cabellos castaños, dulce en su trato y poseedora de una cultura poco común para personas de su edad. Considera al pintor Pablo Picasso como el hombre más grande del mundo".
¿Cualidades que admiraba en un hombre?
"Hay diferentes atractivos en un hombre, el físico y el personal. Admiro al hombre que viste bien, que tiene cultura y que es gentil con la mujer. En lo físico me gusta alto, trigueño y de tipo deportista".
¿La mayor falta que le soportaría ?
"No le soportaría ninguna falta. El no me tendría que soportar ninguna a mí y por eso yo no le soportaría ninguna a él.

EL TIEMPO DE MODELO
No había pasado un año del Miss Universo y Mariela Pérez hacía noticia. También nuevamente la revista Vanidades la tenía en su portada y realizaba un reportaje especial en que daba a conocer que ahora era una destacada modelo en Nueva York.
A continuación Chilean Charm reproduce parte de ese artículo en cuenta sobre su reinado y su naciente carrera en las pasarelas internacionales.
"...Teniendo la suerte de conocer a Mariela Pérez Branger, la venezolana de aristocrática belleza que en 1967 representó a su tierra en el Miss Universo y saliera como segunda después de la Miss USA, la invito a hablar sobre ella y la industria del modelaje, en la que tiene un brillante porvenir.
Aclaremos antes de comenzar que en los Estados Unidos las modelos de la personalidad de Mariela son el alma de las reuniones elegantes, cuya presencia se requiere en los mejores círculos y cuya amistad se busca para adquirir brillo propio. Son la encarnación de un sueño de belleza que se perpetúa y la gente mira con una sonrisa de admiración... una esperanza de perfección para la raza humana.
Sus extraños trajes rara vez se copian y cuando se imitan pierden encanto... sus poses se duplican sin la misma gracia, pero la modelo como Mariela va marcando el derrotero para toda mujer que desea mantener el ensueño de su feminidad.
Cuando Mariela entra a un edificio o camina por la calle la gente se da vuelta para observarla, como reconociendo lo que ella vale, aún sin conocerla.
Mariela es alta y delgada -dos requisitos básicos- y atractiva más que hermosa. Usa poco maquillaje y el único adorno es un precioso reloj de platino y brillantes que recibiera como Miss Venezuela.
¿Qué sientes cuando te miran tanto?
"Placer", contesta con sereno orgullo, que deleita
¿No te llega a incomodar tanta mirada curiosa?
"Camino ligero para no notarlas demasiado– .

EL TIEMPO DE REFLEXIONAR
¿Cómo se te ocurrió inscribirte en concurso Miss Venezuela?
–No lo hice yo sino mi hermano. Además fue durante la celebración del 400 Aniversario de la Fundación de Caracas y el cría que yo reunía las cualidades necesarias para representar a mi tierra con más que el físico.
¿Cuál fue el mejor premio?
'La aprobación unánime primero y luego el auto que me obsequiaron".
El público reunido en el auditorio de Miami, donde se realizó el concurso Miss Universo 1967, pensó que el título te correspondía a ti y hubo demostraciones claras a tu favor.
"El llegar a donde llegué es premio suficiente".
Por qué crees que no te dieron el premio máximo?
"Elegí mal el vestido de fiesta. Era demasiado sofisticado –primer error– y no me dejó bailar con soltura –segundo error–. Pero yo estaba enamorada del modelo tipo odalisca que resaltaba mi figura. Con esto aprendí una gran lección: a veces no es lo que a uno le gusta, lo que más conviene".
¿Qué ganaste al perder?
"Una oferta para hacer cine en inglés, que aún está en pie y que cristalizará después de mejorar mi pronunciación. También una oferta directa de Cantinflas para filmar con él, pero no la acepté porque el papel no era para mí.
Era mi primera oportunidad y otra joven la hubiera aceptado sin medirla.
Yo pienso bien lo que hago y llegué a la conclusión que en este momento sigo siendo Miss Venezuela y que mi deber es representar a mí país, en cualquier cosa que haga, con la altura del título que me confiaron".
¿Por qué quieres ser modelo?
"Porque tengo algo especial en mi mano: un título, un nombre, una posición. ¡Sería como despreciar un gran regalo! Además quiero hacer algo constructivo con mi vida, probar que soy capaz de algo bueno e interesante".
¿Hacer feliz a un hombre y tener muchos hijos lindos como tú no colmaría la copa de tus deseos?
"No, en este preciso momento de mi vida en que todo se me ofrece. Nueva York es una ciudad fascinante y la gente que conozco no tiene límite".
¿Cómo el actor de cine George Hamilton, por ejemplo?
"Somos conocidos y no novios como se dice por ahí".
¿Cuál es tu ambición en este momento?
"Cumplir con todos los contratos que se me presentan como modelo y mejorar mi acento al hablar el inglés. Por esto perdí la oportunidad de hacer un comercial hablado en la televisión... ¡y ya sabes lo que esto representa!...
Mis miras están en trabajar, en hacerme un nombre tan famoso como el de Luna, por ejemplo, la modelo de color que todos buscan actualmente... en que me reconozcan como la representante de la mujer venezolana o como a una mujer nacida en suelo español... como alguien que no se contentó con un título de honor, sino que hizo algo con él".

Del momento en que se realizó esta entrevista han pasado más de cuarenta años. Con el tiempo Mariela contrajo matrimonio con el empresario Dominicano José María Vicini, tuvo dos hijos. José Leopoldo (1978) y Marco Antonio (1983) y se radicó junto a su familia en Santo Domingo. Cuando vuelve a Venezuela es siempre bien recibida y continúa siendo la reina de la sociedad Caraqueña. Mariela Pérez Branger es hoy un icono de la belleza Venezolana y de seguro, de existir la Máquina del Tiempo, seríamos muchos aquellos que sin pensarlo dos veces, viajaríamos directamente a esa noche del 15 de Julio de 1967 y nos instalaríamos en la primera fila del "Miami Auditorium", parar aplaudir muy de cerca a esta inolvidable Miss Venezuela.
MARIELA EN EL TIEMPO DEL MODELAJE

® Por Ricardo Güiraldes, especial para Chilean Charm
 
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
 
www.chileancharm.com