REINA DE LAS PLAYAS 1967:
Recordando a la Reina de las Playas 1967, la antofagastina Graciela Díaz
Chilean Charm vuelve a esos días de sol del verano de 1967 en Arica y es testigo de los pormenores y anécdotas de la elección de la más bella de la Playas. Un nostálgico reportaje a este certamen de belleza que nació en 1965 y que llegó a ser una tradición en Chile.

En medio de un alegre torbellino, Arica tuvo el placer de ver el gran final del concurso "Reina de las playas de Chile". Candidatas de Arica, Antofagasta, Santiago, Valparaíso, Aconcagua y Concepción se dieron cita en la ciudad del Morro. Ellas habían ganado sus respectivos títulos, mediante la votación de los lectores de Vea.
Luego de largas deliberaciones, el jurado se puso de acuerdo y proclamó en la boite del casino a la soberana.
Las candidatas eran: María Cecilia Yost, El Tabo; María Angélica Carranza, Las Salinas; Vivian Kupfer, Iquique; Inés María Mosser, Las Cruces; María Ivonne Vidal, Playa Blanca; Verónica Lederman, Arica; Carolina Caces, Papudo; María Edith Urbina, Llacolén; Jackeline Negroni, Penco; Graciela Díaz, Tocopilla; Maritza Valle, Reñaca; Ruby Ibarra, San Sebastián; Magaly Toro, Cartagena; Elsa Rico, Quintero y Vilma Bobadilla, Concón.

ASÍ LO DIJO LA PRENSA
"...Mientras los ariqueños disfrutaban de lo lindo avivando a sus huéspedes, el jurado sentía sobre sí la difícil responsabilidad de seleccionar "sólo a una reina". Frente a la Hostería, el público se apretujaba para simplemente divisarlas. Y tuvieron muchas oportunidades vara verlas de cerca.
Habían hecho un desfile por la ciudad de la eterna primavera. En el estadio Carlos Dittborn desfilaron en un entusiasta ambiente de carnaval, donde el escenario estaba adornado con motivos pascuense y la música isleña ponía una nota exótica. Allí las candidatas fueron presentadas una a una y transportadas en angarillas, por jóvenes vestidos de pascuenses. ¡Todo un espectáculo!.
Otro día, la boite del casino apenas pudo con la multitud que se reunió en la presentación oficial de las candidatas, y para que hablar del día de la coronación. Una noche que simplemente no cabía un alfiler."

Pero todas no podían ser reinas. El jurado tuvo que deliberar largamente para elegir a seis finalistas. En un acto privado tomó su decisión que fue guardada durante 24 horas en el más hermético secreto.

LAS GANADORAS
Las elegidas fueron: Graciela Díaz, de la provincia de Antofagasta; Elsa Rico, de Quintero, Ruby Ibarra, de San Sebastián; María Cecila Yost, de El Tabo; Magaly Toro, de Cartagena y Verónica Lederman, de Arica. Al darse a conocer el nombre de las finalistas, el público respaldó con vibrantes aplausos la difícil decisión del jurado.
"...En la presentación final las opiniones estaban divididas. El jurado tuvo que retirarse a deliberar. Cada uno escribió el nombre de su preferida. Ocho jueces para seis reinas.
En esa votación, Ruby Ibarra y Graciela Díaz empataron el primer lugar, seguidas por Elsa Rico y Cecilia Yost.

Vuelta a votar. Ruby, la morena de rostro hindú, obtuvo cuatro votos y la trigueña nortina la igualó.
Nueva votación. Un miembro del jurado cambio su voto, dándole el triunfo a Graciela Díaz. Entonces, el Presidente de la Comisión de Turismo de Arica coronó a Graciela Díaz Arias, una trigueña de 19 años, como la nueva soberana. Por primera vez en esa noche, Graciela perdía la serenidad."
Entre los premios ganados , se contaban un valioso collar de perlas y un reloj de oro. Para la, un reloj igual al de la ganadora.
"Estoy feliz y emocionada. Dedico mi triunfo a esta bella ciudad, a sus autoridades y a su pueblo, a mi provincia de Antofagasta y sobretodo, a mi pueblo de Tocopilla" -Fueron las primeras palabras de la reina-
Esa noche en Tocopilla, su tierra natal, hubo carnaval. Todo el mundo salió a las calles a avivar el triunfo de una de sus mujeres.

ASÍ ERA LA REINA
Con 1,64m de altura y 58 kilos armónicamente distribuidos y con medidas 92-62-92, más un atractivo rostro y lindas piernas, era una de las favoritas del público. Blanca, de pelo castaño y unos enormes ojos café, bordeados de largas pestañas, no se había hecho ninguna ilusión de ganar.
"Eran todas muy bonitas y simpáticas". Por su parte sus rivales la señalaron siempre entre la con más chances de vencer.
Graciela Díaz no era una típica concursante de un torneo de belleza. Seria, reposada, tranquila, acababa de egresar del Liceo Mixto Superior de Tocopilla y se aprontaba a iniciar sus estudios de enfermería en la Universidad de Chile de Antofagasta.
Ajena a toda vanidad, el sueño de su vida no era ser actriz de cine...
"Mi deseo es trabajar en un hospital para aliviar el sufrimiento de los demás".
Gran nadadora y lectora, prefería a los autores clásicos y entre ellos, Balzac.
En el colegio era miembro de la dirección del centro de alumnos y participaba activamente en las campañas de alfabetización.
Era la menor de seis hermanos y había perdido a su padre cuando apenas tenía dos años. Al saberse el resultado, su madre había llegado a Arica para darle un cariñoso abrazo de felicitaciones.
Esta era la primera vez que participaba en una competencia de belleza, y nunca había pensado hacerlo. Excelente alumna en el liceo, imbatible en Biología, no imaginaría nunca que su propia anatomía la llevarían un día en convertirse en Auténtica soberana.

Chilean Charm recuerda el
concurso Reina de las Playas 1967

 

 

 

 
La representante de Antofahasta desfila en el Casino de Arica
Las finalistas: M.Cecilia Yost, Verónica Ledermann, Elsa Rico, Graciela Díaz, Ruby Ibarra y Magaly Toro Graciela Díaz saluda al público La nueva Reina de Las Playas
 

 

 

 

Las 16 candidatas en sus trajes de baño oficiales y las respectivas bandas de sus balnearios
 

 

 

 

Las candidatas venidas de los diversos balnearios posan para la presentación a la prensa
María Cecilia Yost, El Tabo
 
Los organizadores reciben a las candidatas y en un desfile por las calles de Arica
María Cecilia Yost, la representante
de El Tabo
Jacqueline Negroni, representante de Penco
 

 

 

 

La Reina de Las Playas posa junto a Antonio Prieto, y en la piscina, al día siguiente de su elección
 
CANDIDATAS EN OTROS CONCURSOS: Verónica Lederman: En Miss Mundo Chile 1966 y en Miss Chile 1967. Ruby Ibarra: En Miss Mundo Chile 1968 y en Miss Chile 1969
® Por Ricardo Güiraldes, especial para Chilean Charm
 
CONCURSO REINA DE LAS PLAYAS 1969 >
 
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
 
www.chileancharm.com