ERIKA VON SAINT GEORGE:
Una chilena en el concurso Miss International 1965
La primera chilena que llevó la banda de nuestro país en el concurso Miss International, era una joven de nombre y apellidos largos: Matilde Erika Von Saint George González.
Dos candidatas sudamericanas : Miss Colombia, Regina Salcedo y Miss Chile, Erika Von Saint George
Argentina, Alicia  Arruabarrena; Chile, Erika Von Saint George; Panamá, Silvia García; Ecuador, Elena Mosquera; Costa Rica, Ana Kobe y Colombia, Regina Salcedo
Las misses de Carolina del Sur y Brasil Miss Carolina del Norte y Miss Argentina
Miss Alemania y Miss Francia en la piscina del hotel Lafayette
Las candidatas visitan Disneylandia. En la foto, Tribilin y Miss Perú. Atrás las misses de Texas, Chile, Brasil y Francia
Miss Argentina, Miss Canadá y Miss Chile en sus trajes típicos
Foto oficial de Miss Chile
Erika von Saint George
Miss Chile en su traje típico de "China" del campo
El concurso Miss Internacional nació en Long Beach, California, el año 1960, inmediatamente después que el Miss Universo dejara esa ciudad para radicarse en Miami Beach. Conocido entonces como "International Beauty Congress", el certamen comenzó con buena suerte para Sudamérica, coronando como su primera reina a la colombiana Stella Márquez. Luego fueron elegidas representantes de Holanda, Australia, Islandia, Filipinas y para 1965 ya se había logrado establecer como uno de los eventos de belleza más importantes del mundo.
A pesar de que el concurso ya llevaba cinco años de existencia, Chile no había estado nunca presente y por distintas razones se mantenía marginado de ese tipo de eventos. Long Beach, por su parte, tenía interés que su competencia surgiera como una de las más importantes del mundo y quería lograr la participación de la mayoría de los países y de alguna manera igualar al Miss Universo.
Fue así como en 1965 la organización californiana invitó, mediante la entidad encargada de los lazos entre Valparaíso y Long Beach, a que Chile enviara una representante. Las ciudades ya estaban unidas por ser consideradas "Ciudades Hermanas", por lo que resultaba una decisión lógica. Otra razón importante para enviar una chilena a un concurso de belleza, era que en 1965 nuestro país había estado ausente de todas las competencias internacionales.

"UNA LATINA RUBIA ES MISS CHILE"
La primera chilena que llevó la banda de nuestro país al Miss International era una joven de nombre y apellidos largos: Matilde Erika Von Saint George González.
Según contaba Erika, sus antepasados eran franceses Huguenots, que habían huido hasta Alemania y con el tiempo en ese país recibieron un título de nobleza, que explicaba el "Von" en su apellido. Su padre se había radicado en Valparaíso el año 1925 y era un ejecutivo de seguros en retiro.
Tenía 21 años, ojos café, 1,65m, y sus medidas eran 90-60-90. Con una linda figura, destacaban sus cabellos rubio ceniza-según la describieron los oficiales del concurso en California-. La ambición de su vida era "graduarse de sus estudios de Cruz Roja -actividad en la que se desempeñaba en Valparaíso- casarse y ser feliz". Sus gustos, estos eran muy variados:
"Me gusta la música, la jardinería, el ballet, la arqueología, esquiar y por supuesto, los mariscos" -contaba-.
Cuando se supo que Chile tenía una candidata, diversos periódicos cubrieron la noticia y publicaron: "Miss Chile recibirá una especial bienvenida cuando llegue. Fue elegida por el grupo de Valparaíso "Ciudad Hermanas" que trabaja con su equivalente de Long Beach. Otro decía: "La señorita Erika von Saint George, habla español, inglés y francés, será la primera representante chilena al Miss Internacional".
Antes de pisar tierra norteamericana y dejar atrás su querido Valparaíso, Miss Chile comenzaba a darse a conocer. El Miércoles 4 de Agosto de 1965 "Long Beach y Valparaíso realizaron una reunión de familia". Con estas palabras se daba a conocer la llegada de Chile a Long Beach.
El Cónsul de Chile, su esposa y miembros de la organización Miss International llegaron hasta al aeropuerto a recibir a la chilena que viajaba junto a su madre.
Como gesto de amistad por venir de "la ciudad hermana" le ofrecieron un ramo de gardenias. Miss Chile posó para la prensa y en forma solemne y mediante la ayuda de improvisados intérpretes, declaró: "Traigo el saludo de vuestra ciudad hermana de Valparaíso y el de todos los chilenos".
Junto con ella habían llegado otras candidatas latinoamericanas: Argentina, Ecuador, Costa Rica y Panamá. La prensa aprovechó la oportunidad de fotografiar a las recién llegadas quienes pidieron prestado el ramo de flores de la Miss Chile, el que pasó de mano en mano.
Además de los fotógrafos, se había sumando al comité oficial de recepción la famosa cantante peruana Yma Sumac, quien esperaba dar la bienvenida a su compatriota. Desgraciadamente Miss Perú se había perdido entre Lima y Ciudad de México y se encontraba en Miami, a la espera de un nuevo vuelo a Long Beach.

SE BUSCA UNA BOTELLA
Ya establecida en el hotel, Erika compartía habitación con Miss Texas y ambas muchachas se hicieron muy amigas. Como anécdota, Miss Chile contó más tarde que las dos candidatas trataban de aprender japonés con la Miss Japón lo que resultaba en una divertida mezcla de acentos.
Los organizadores tenían planeado varias actividades para las candidatas: fiestas, visita a Hollywood, Disneylandia y tours por la ciudad. Tal vez una de las más emotivas del calendario, era la unión de las aguas, una ceremonia destinada a representar la hermandad entre las naciones. Miss Chile se enteró del acto el mismo día en que se realizaba y lógicamente no había traído con ella ni una gota de agua chilena ¿Qué hacer entonces? No quedaba otra alternativa de buscar alguna botella por la ciudad .
El principal problema fue encontrar una sin marca o etiqueta que delatara el lugar de origen.
Finalmente, después de carrera por aquí y por allá, su madre, doña Lucila, pudo encontrar una y con poco tiempo disponible, corrió hasta el baño de su hotel y la llenó con agua del lavatorio. Horas más tarde, Miss Chile depositaba ceremoniosamente en la pileta del "Long Beach Harbor Department", el agua del baño del hotel Lafayette...

EN LA COMPETENCIA
Otro sorpresa que enfrentó nuestra representante cuando recién comenzaba la competencia, fue darse cuenta que la mayoría de sus rivales estaban estupendamente bien preparadas para un concurso de esa categoría. Especialmente se sintió en desventaja con su traje y más tarde confidenció:
"Mi traje típico de huasa del campo era muy simple, en comparación con otros. Miss Argentina llevó un vistoso poncho que apenas llegaba más abajo de sus muslos. Miss Colombia lució un ajustado traje bordado con luminosas cuentas que brillaban en cada movimiento de su cuerpo. Miss Ecuador, llevó uno típico, pero típico de la antigua Grecia, con túnica larga y corona al estilo de Penélope".
La competencia seguía su marcha y con ello se eligió dentro de las candidatas norteamericanas a la representante que llevaría el título de" Miss América". La favorecida fue Gail Karen Krielow, una bonita rubia de Ohio. El trofeo de la más fotogénica fue para la representante de California.
Miss América; Miss Dinamarca, Miss Alemania, Miss Brasil y Sudáfrica
Otro grupo de semifinalistas: Miss Perú, Miss Italia, Miss Inglaterra
Miss Alemania, una de las favoritas
Las finalistas y la ganadora: Miss Tahití, Miss Italia, Miss Alemania, Miss International 1965, miss América y Miss Brasil
Al igual a como era el Miss Universo, antes de la noche de elección fueron elegidas las 15 semifinalistas: Alemania, USA, Italia, Tahití, Brasil, Dinamarca, Miss Inglaterra, Miss Finlandia, Holanda, Israel, Corea, Malasia, Perú, Sudáfrica y España.
La televisión se apoderaban del lugar y transmitía el programa por primera vez en colores para toda América. El actor de cine, John Forsythe, maestro de ceremonia, anunció al centro del escenario el inicio de la competencia Miss International. El "Municipal Auditorium" repleto de público se aprestaba a una final de glamour y emociones. Afuera del recinto la policía custodiaba atenta: habían rumores de que se realizaría una demostración, organizada por el grupo de Igualdad Racial (CORE), en protesta por una supuesta discriminación hacia concursantes de color. Finalmente nada ocurrió y todo quedó en rumores.

En el escenario las candidatas desfilaban en sus trajes típicos y John Forsythe saludada a Miss Grecia, que ese día estaba de cumpleaños. El público aplaudía a las ganadoras de premios especiales: Miss Amistad, la representante de Costa Mesa y el de Miss Fotogénica, otorgado días antes de la final a la representante de California.
Las 15 semifinalistas fueron presentadas y ellas eran: Alemania, Ingrid Finger, 19 años; América, Gail Karen Krielow, 21 años; Brasil, 18 años; Sandra Penna Rosa,, Dinamarca, Libeth Lefevre, de 21 años; Italia, Inglaterra, Carol Crompton, 20 años; Finlandia, Esti Ostring, 22 años; Holanda, Elaine Bollen, 21 años; Italia, Ida Fagioli, 22 años; Israel, Iris Bar-or, 18 años; Corea, Kim Kyung-sook, 22 años; Malasia, Linda Lim, 18 años; Perú, Lola Muro, 19 años, Sudáfrica, Diane Webster, 22 años; Tahití, María Tapare y España, Rafaela Roque Sánchez, 21 años.
'FRAULEN FIFFI'
El concurso llegaba a su fin y se dio a conocer su veredicto y se anunció las ganadoras: Quinto lugar, Sandra Penna Rosa, Miss Brasil; Cuarto lugar, María Tapare de Tahití, Tercera la representante de Italia; El Segundo lugar quedaba en casa y lo obtenía Miss América, Gail Karen Krielow. Con la intención de prolongar aún más el suspenso, el maestro de ceremonia recorrió el escenario y se detuvo ante cada una de las misses. Finalmente volvió hasta Miss Alemania, se detuvo y la indicó como la ganadora. La elegida quedó fulminada con el anuncio, mientras el público irrumpía con un gran aplauso. Después se repuso pero no pudo contener las lágrimas. Y así, riendo y llorando a un tiempo, preciosa con su vestido de chiffon blanco,  Ingrid agradeció las muestras de admiración de los millares de espectadores en el "auditorium". Ingrid "Fiffi Finger, de 19 años, cabellos y ojos castaños era la única sorprendida.
La elección de la Miss internacional parecía ser muy popular con las candidatas, prensa y público presente. La chica había declarado antes que no creía fuera la ganadora. Se había equivocado.
La reina saliente, la filipina Gemma Teresa Cruz, la coronó y con ello venía un premio de $10. 000 dólares en efectivo y el deber de llevar su título con "dignidad, orgullo y honor". Un título que llevaría por dos años ya que en 1966 no hubo concurso.
Había sido la sexta versión de la elección y John Forsythe daba por finalizado el programa.
Apenas cayó el telón, las primera palabras de Ingrid Finger fueron: "¡Wunderbar!". Luego celebrar hasta altas horas de la madrugada en el Baile de Coronación en "The Long Beach Arena" y a la mañana siguiente tuvo que posar radiante para la sesión fotográfica tomando desayuno en su cama.
® Por Ricardo Güiraldes, especial para Chilean Charm
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
www.chileancharm.com