PATRICIA HERRERA CIGNA:
Derrochando simpatía, una viñamarina de 17 años gana el concurso Miss Chile 1964
Esa mañana de Julio, Patricia Herrera había competido por el título de Miss Ecran y en la tarde, ganaba la banda de Miss Chile 1964.

Nueve concursantes desfilaban en uno de los salones del Hotel Carrera: Miriam Diaz de Valdés, Nora Pallarés, María Cristina Saez, Erna Ibaceta Von Kalchberg, Erika Vázquez, Patricia Herrera, Adíe Meza, Cecilia Mejías y María Elena Rivas.
Desafortunadamente entre la lista de seleccionadas no figuraba una de las postulantes con mayor posibilidades de ganar: Verónica Ovalle. La santiaguina había decidido no seguir en competencia.
Julio de 1964 fue un mes frío y lluvioso en Santiago y ese Martes 7 no fue ninguna excepción. A pesar de esto, la noticia de que el país tenía una nueva reina de belleza rompió la monotonía gris de ese invierno capitalino. Las nueve candidatas seleccionadas como semifinalistas ahora concursaban ante el ojo atento de un jurado, encabezado por Marina de Navasal, Directora de Ecran. Una pasarela dividió en el salón del Hotel Carrera. A un lado, la prensa y el jurado y al otro, el público, familiares y curiosos.
En el primer desfile, las candidatas lucieron tenidas de calle. Luego las nueve postulantes volvieron a los camarines y se cambiaron a sus trajes de baños. En esta oportunidad, Nora Pallarés destacaba por su facha . También llamaba la atención la figura y gracia de Patricia Herrera. En realidad, las dos tenían sus seguidores. De seguro más de alguno iba a quedar descontento .
A pesar de los kilos de más de una y los centímetros de menos de otra, a medida que avanzaba la competencia, el nerviosismo también aumentaba. Algunas apenas esbozaban una sonrisa y otras definitivamente ya no reían. Patricia Herrera, por su parte, parecía contagiar con su risa y alegría el salón del segundo piso.

 

Miriam Diaz de Valdés, Nora Pallarés, María Cristina Saez, Erna Von Kalcberg (Ibaceta), Erika Vázquez, Patricia Herrera (Viña del Mar, Haydée Meza, Cecilia Mejías (Talca) y María Elena Rivas.

 

 

Miriam Diaz de Valdés, Nora Pallarés, María Cristina Sáez, Erna Ibaceta, Erika Vázquez, Patricia Herrera, Haydée Meza, Cecilia Mejías y María Elena Rivas
La representante de Viña del Mar, Patricia Herrera, 17 años
Patricia Herrera desfila en traje de bañoen la noche final
LAS CINCO FINALISTAS
Los peluqueros retocan y la secretaria de la revista ayuda a peinarlas
Las cinco finalistas frente al jurado. Atrás, sentada, Danielle Mosagna, Miss Ecran
Las cinco finalistas contestan las preguntas del jurado
El jurado examina a las finalistas
Nora Pallarés
Patricia Herrera
Patricia desfila con su banda de Miss Chile
Miss Chile 1964 Patricia Herrera y Miss Ecran
LA ELECCIÓN DE LAS CINCO FINALISTAS
Después de los dos desfiles iniciales, el jurado calificó y dio el nombre de las cinco finalistas. Ellas eran Nora Pallarés, Patricia Herrera, Erna Von Kalchberg (Ibaceta), Haydée Meza y Cecilia Fredes.
Las seleccionadas enfrentaron nuevamente al jurado en una ronda de preguntas y respuestas, donde la prensa aglomerada grabada y captaba cada momento.
Cuando todos esperaban el anuncio de la ganadora, fueron llamadas nuevamente Patricia Heredia y Nora Pallarés. ¿Quería decir esto que había ocurrido un empate? ¿O desde un comienzo había estado así planeado? Eso nunca se supo y el hecho era que Patricia Herrera, quien trabajaba en una farmacia en Viña del Mar, de 17 años y Nora Pallarés, estudiante del colegio María Auxiliadora de Santiago, de 18 años, seguían en competencia.

AHORA QUEDAN DOS
Ahora las dos finalistas eran examinadas de arriba abajo; de frente; de espaldas; de todos los ángulos .
En el espacio que se había formado entre el público, la prensa y el jurado, apenas cambia un alfiler.
La elección había tomado ribetes inesperados y para calmar los nervios, los mozos se desplazaban con bandejas de bebidas y tragos. Nuevamente fue hora de votar por una ganadora y nuevamente el jurado se retiró a deliberar.
Ellos eran: Luis Schaeffer, esposa del entonces Ministro del Interior; Marina de Navasal, Directora de Ecran; Pablo Hamburger y René Abumahor, de la marca de trajes de baño Catalina; Ignacio Causiño, Gerente Comercia de Zig Zag; Nicolás Velasco, Director de los diarios Las Ultimas Noticias y La Segunda; el actor Emilio Gaete; el Director de la Radio Minería y el Jefe de ventas de Emelco.
En el intervalo, los flashes se "apoderaron" de Patricia y Nora y la prensa aprovechó la oportunidad para hacerlas posar una y otra vez. Cualquiera fuera el resultado, ante ese asedio fotográfico, ambas muchachas estaban demostrando tener nervios de acero.

MISS CHILE 1964
Ante el asombro de algunos y el júbilo de otros, Patricia Herrera Cigna fue aclamada como la mujer más linda de Chile y luego de recibir su banda, efectuar su paseo triunfal, posó siempre sonriendo, para el lente de fotógrafos y noticiarios nacionales.
Patricia había nacido en Antofagasta , pero al cumplir los ocho años su familia se había mudado a Viña del Mar, donde trabajaba como vendedora en una farmacia. Tenía ojos almendrados y cabellos oscuros, dueña de una nariz respingada y una risa contagiosa. De mediadas 89, 61, 87 y 1,67m. de altura.
Al día siguiente del concurso, la prensa publicaba la noticia del triunfo de esta viñamarina, de apenas 17 años, que desfilando en traje de baño, en un día lluvioso de Julio y "sin temerle al frío", había sido elegida Miss Chile 1964.
 
EL INESPERADO NACIMIENTO DEL CONCURSO MISS CHILE 1964
De un día para otro y poco antes de la fina, la competencia que buscaba una Miss Ecran cambió de giro. Ahora la revista tomaba en sus manos la elección de la chilena que representaría al país en el certamen de belleza Miss Universo, en Miami.
Hacía tres años que Chile no tenía candidata en esa competencia y se recordaba con cierta nostalgia la participación de la modelo Gloria Silva y su clasificación entre las semifinalistas en 1961.
Catalina, la firma poseedora de la franquicia del Miss Universo, propuso a última hora a Ecran, la idea de organizar la fase nacional. Para los organizadores cambiar la finalidad del concurso no experimentaba mayor problema y casi todas las postulantes consultadas se encontraron encantadas.
La solución fue hacer dos concursos con las mismas finalistas, algo poco usual en la historia de la belleza nacional. ¡Un día sería el Miss Ecran y horas después el Miss Chile! ¿Y qué pasaría si ambas ganadoras fuera la misma? Simplemente la afortunada tendría dos coronas. Cosa que no llegó a suceder. Miss Ecran fue Danielle Mosagna y Miss Chile, Patricia Herrera.
® Por Ricardo Güiraldes, especial para Chilean Charm
 
CONCURSO MISS ECRAN > CONCURSO MISS UNIVERSO 1964 > ENTREVISTA MISS CHILE 1964 >
 
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
 
www.chileancharm.com