LA HISTORIA DEL REINO DE CHILE
Ganadoras de los años ochenta
Gabriela Campusano
Soledad Hurtado
Jenny Purto
Josefa Isensee
Carol Bähnke
Claudia Van Sint Jan
 
Mariana Villasante
Cecilia Bolocco
Verónica Romero
Macarena Mina
 

EL SIGLO VEINTE: 1980 - 1989
1980
La década de los ochenta comenzó literalmente en colores. Revista Paula por primera vez publicaba las fotos de las postulantes a todo color y de esta manera los lectores comenzaron a tener una mujer muestra de quienes competían y también de quienes serían sus favoritas
Y si el año anterior la ganadora se había caracterizado por su personalidad y desplante, para la noche de elección los chilenos se encontraron con una ganadora a una linda niña de apenas 17 años, que estaba muy lejos de ser la mujer de personalidad fuerte que había destacado a su antecesora.
La juvenil reina era Gabriela Campusano, la representante de Viña del Mar, quien viajó hasta Seúl, Corea, sin mayor preparación. De hecho, antes de viajar al concurso internacional, las candidatas latinas se reunieron en Colombia, lo que ayudó un poco a que Miss Chile ganara un poco de experiencia en posar, caminar y todo los elementos extras que sus rivales parecían saber de memoria.
En Miss Universo no logró clasificar entre las semifinalistas, y su momento más destacado se pudo ver por televisión cantando y bailando de con un tradicional traje coreano.
Algo es algo.

1981
!Y a los viñamarinos les quedó gustando el tener una reina de belleza! Nuevamente en 1981 la ganadora fue la representante de la ciudad jardín. Pero lo único que las dos reinas tenían en común era el lugar de origen. La nueva Miss Chile era una mujer que proyectaba algo de seriedad y de un tipo moreno que llamaba bastante la atención Hasta el último momento la gran favorita en llevarse la corona era Viviana Nunes, una estupenda y conocida figura de televisión, pero, después la entrevista final el jurado decidió coronara Soledad Hurtado.
El estilo exótico de Soledad rompía con los esquemas que habían caracterizado a las últimas ganadora: el jurado ya no las prefería solamente rubias...
Pero si ese esquema de ser morena exótica había sido exitoso en Chile, en el Miss Universo que se realizó en Nueva York, la mayoría de las ganadoras –incluyendo a las representantes latinas– fueron llamativas mujeres rubias. Nuestra representante no logró tener figuración y al regresar a Chile comentó algo decepcionada que la prensa extranjera sólo había tenido ojos para las rubias.


1982
En esta versión del Miss Chile dio la impresión que el jurado quería ponerse e a tono con el tipo de ganadoras que habían sido premiadas el año anterior. Jenny Purto, una llamativa rubia "amuñecada" de casi 1.80m de altura, con mucha personalidad y como si fuera poco, destacada alumna de Medicina, le daba la corona de Miss Chile por primera vez a Melipilla.
¡Jenny viajó al Miss Universo con todo! Desde el momento que subió al avión que la trasladó a Lima, Perú, cuidó hasta el más mínimo detalle. Voló vestida con un traje típico de huasa elegante, lo que la destacó de las otras candidatas. Como si el ajuar de trajes de noche obsequiados por los organizadores fuera poco, agregó otros tantos especialmente comprados por ella.
Permanentemente las noticias que llegaban a Chile la daban como segura finalista y con posibilidades de triunfar. Todo esto hizo especular que todo Chile se pegara a la televisión para la transmisión de la noche final. La realidad llegó de golpe cuando Jenny no pasó a la ronda de semifinalistas. ¿Habían influido los rumores de que había sido una concursante conflictiva? ¿O tal vez el constante cambio de peinados la había desfavorecido? Nadie se explicó cuál había sido la causa de su eliminación. A su regreso a Chile, las autoridades locales de su natal Melipilla la fueron a saludar a modo de desagravio por tan negativo resultado. Jenny falleció el año 2006 en Florida, USA..

1983
Y siguieron las ganadoras rubias altas de tipo internacional. María Josefa Isensee, una delgadísima estudiante de pedagogía en Francés, con cierta experiencia de modelo, dejó en el camino a Paulina Nasso, una morena que según muchos tenía todo para ganar.
Josefa viajó al concurso que se realizó en San Louis, Missouri, y allá algunos reporteros comentaron que Miss Chile había tenido una buena participación y ganado muchos admiradores. Pero lamentablemente su calificación en traje de baño fue baja y no logró clasificar entre las semifinalistas. Ese año no fue esquivo para las candidatas sudamericanas, siendo Venezuela la única que logró quedar entre las semifinalistas. La ganadora fue una sueca de tipo angelical
Finalizado el Miss Universo, Josefa Isensee continuó modelando para revista Paula y con el tiempo desarrolló su propio programa de ejercicios y salud alternativa, que puso en práctica en la televisión chilena.
1984
Nuevamente otro año y otro concurso. Con un esquema ya un poco repetido, en 1984 la ganadora fue Carol Bähnke, una viñamarina de 17 años. Carol era una muchacha bonita y simpática que y con mucho desplante, lo que ya había demostrado cuando de chica había participando, fuera de Chile en un programa de televisión infantil. ¡Una especie de Shirley Temple chilena!.
Ese año estaba dispuesto que el Miss Universo se efectuara en Calgary, Canadá, pero por problemas financieros de los organizadores locales, se trasladó a último minuto a Miami. También ese año se produjo otro cambio: el recorte de doce semifinalistas a sólo diez. Entre el grupo de las afortunadas no figuró nuestra Miss Chile. Ella incluso había declarado que su cara era mejor que su cuerpo, lo que fue ratificado por el jurado preliminar, quién la ubicó en el lugar 60 en la competencia de trajes de baño. A su regreso a Chile, Carol se integró al equipo de modelos de Sábados Gigantes, donde pudo poner en práctica toda su antigua experiencia televisiva.

1985

Parecía que 1985 el sueño de toda niña bonita era ser Miss Chile. El concurso había subido en categoría y popularidad y la gran diferencia a otros años, fue que sus tres etapas de eliminatorias fueron televisadas. El nivel de las candidatas fue bueno y parejo. Revista Paula trajo especialmente desde Venezuela a una "experta" que enseñó a las candidatas caminar y actuar como una miss. La noche de la final, se barajaban al menos cuatro nombres de candidatas que podían llevarse la corona. De entre ellas, Claudia Van Sint Jan que días antes ya se había llevado el cetro de Miss Fotogénica, era la favorita. ¡Y de favorita a ganadora! Claudia, una bella Colchagüina estudiante de ganadería de 1,78m, de cabellos negros y ojos verdes fue coronada luciendo un traje típico de huasa de salón. Por primera vez en la historia del concurso Miss Chile, las finalistas vistieron trajes típicos de distintas regiones del país. Después de un mínimo retoque en uno de sus dientes frontales, nuestra Claudia viajó al Miss Universo en Miami, donde logró impresionar al jurado que la ubicó entre las semifinalistas. Cada una de sus presentaciones fueron muy bien recibidas en el auditorio de Miami, obteniendo su mejor puntaje en el desfile en traje de baño. Finalmente Claudia logró el séptimo lugar entre las semifinalistas. Con este resultado, Chile comenzaba poco a poco a acercarse al cetro de Miss Universo.
1986
El título de Miss Chile pasó de una estudiante de Ganadería a una licenciada en Artes. Mariana Villasante, una santiaguina de cabellos castaños y largos, de 23 años y de una delicada belleza, viajó hasta Panamá a competir en Miss Universo. Desde el comienzo las cosas parecieron ir bien: muy alabada por la prensa, un tercer lugar al mejor traje típico y cuarta calificación inicial de las diez semifinalistas. Desgraciadamente el terreno se le fue poniendo difícil en el momento que se inició la entrevista con Bob Barker. Al igual que en 1976, Bob influyó en la débil entrevista de una representante chilena. La interrupción equívoca y fuera de lugar del maestro de ceremonia, confundió a Mariana y como resultado la respuesta llena de nerviosismo. Ya de nada importaban su precioso rostro, linda figura. De alguna manera después de la entrevista, Mariana había perdido brillo y la esperanza de ganar. El jurado buscaba una mujer de personalidad fuerte y segura, atributos que finalmente calzaron perfectamente en Barbara Palacios, la representante venezolana que ganó la corona.

1
987
La visita del Papa a nuestro país postergó la final del Miss Chile y las candidatas tuvieron la oportunidad de agregar más tiempo a los meses de preparación. Con viajes a lo largo de Chile, clases de oratoria y expresión corporal y con ensayos filmados para así poder pulir cada detalle, se notaba que las concursantes habían adquirido buena dosis de perfeccionamiento. El concurso Miss Chile había alcanzado su madurez . Por eso, cuando la noche en que Cecilia Bolocco se coronó Miss Chile, su elección tuvo la mayor cobertura en la historia de la competencia.
A pocos días de su coronación, Cecilia partió al Miss Universo, pasando antes por el Miss Sudamérica.
En Singapur Cecilia estaba dispuesta a "dar la pelea". Tanto así que la noche de la final en un enlace telefónico con la televisión chilena, dijo con seguridad que "estaría de todas maneras entre las cinco finalistas".
Todo el país quedó en suspenso cuando sólo quedaba anunciar a la última de las diez semifinalistas. Bob Barker hizo una pausa y llamó..."Miss Chile". Y así comenzó la noche de Cecilia Bolocco. Su seguridad, encanto y belleza fueron recompensados con el mayor pontaje en cada una de las presentaciones.
La historia final ya es conocida por todos. Una historia que aún está presente en cada chileno y cada admirador de los concursos de belleza. Miss Chile era la nueva Miss Universo.
1988
Y por primera vez una Miss Chile era coronada por una Miss Universo. En 1988 el teatro Municipal abrió las puertas a la competencia con apenas ocho finalistas quienes parecían disminuidas en el tremendo escenario. El país estaba expectante y siguió de cerca las alternativas, pero de alguna manera podía advertir que ese año no habría otra Cecilia Bolocco.. Una delgados estudiante de Publicidad de 19 años y representante de Viña del Mar fue la ganadora. Verónica Romero, con una abundante cabellera castaña y facha de modelo, fue aconsejada subir de peso para tener posibilidades en el Miss Universo.
Verónica viajó hasta Taiwan acompañada de Cecilia Eyzaguirre de revista Paula, lo que nos dio la oportunidad de tener notas que la corresponsal enviaba sobre los pormenores del concurso. Según la periodista, en la escala en Miami, la gente se daba vuelta para elogiar a la chilena. A pesar de los elogios, la noche de la final, la gran figura chilena fue Cecilia Bolocco, quien apareció radiante en la despedida de su reinado y su baile del show. Verónica no logró ubicarse entre las semifinalistas, en una competencia que vio como entre las cinco finalistas a cuatro mujeres mujeres orientales.

1989
Al año siguiente, todavía seguía el impulso dejado por Cecilia Bolocco y nuevamente hubo un buen nivel de concursantes, incluyendo a una exótica representante de Isla de Pascua, que según algunos, debía ser la ganadora.
El concurso trató de seguir el esquema del Miss Universo, en que desde una cabina en el recinto, una presentadora hacía comentarios paralelos de los entretelones y puntajes de las candidatas y cada postulantes se les asignó una región del país. Después de la ronda de entrevistas, Macarena Mina, una Profesora de Educación Física, con gran personalidad, desplante, y gran favorita, fue la vencedora. De larga cabellera castaña, que le llegaba hasta la cintura, una figura estilizada y una sonrisa perfecta viajó hasta Cancún en México a disputar el título de Miss Universo 1989. En el certamen, Macarena dio a conocer su admiración por la poetiza Gabriela Mistral y demostró ser una estupenda candidata sin perder nunca nunca su naturalidad y alegría. Todo esto sumado a su carisma y lograban nuevamente darle a nuestro país un lugar entre las semifinalistas. Chile terminaba la década de los ochenta y demostraba que concursos de belleza seguían en su mejor momento...
® Por Ricardo Güiraldes, especial para Chilean Charm
AVANZAR A LOS AÑOS 50' y 60' AVANZAR A LOS AÑOS 70' AVANZAR A LOS AÑOS 90' GALERÍA EN TRAJE DE BAÑO
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
www.chileancharm.com