LA HISTORIA DEL REINO DE CHILE
Ganadoras de los años setenta
Soledad Errázuriz
Consuelo Fernández
"Wendy" Janet Robertson
Rebeca González
Raquel Argandoña
Verónica Sommers
Priscilla Brenner
Marianne Müler
Cecilia Serrano
 

EL SIGLO VEINTE: 1970 - 1979
1970
Con la experiencia y el buen resultado obtenido en el Miss Universo 1969, revista Paula nuevamente decidió tomar las riendas del concurso Miss Chile. Así fue como las candidatas comenzaron a aparecer en la revista. Una de ellas, Soledad Errázuriz, conocida modelo y candidata al Miss Mundo Chile del año anterior, se vislumbró como la gran favorita. Soledad era una regia y distinguida santiaguina que sin mayor dificultad se ciño la corona. Al igual que Mónica Larson recibió valiosos premios (entre ellos, un auto, vestuario y dinero) cosa poco común en los concursos de bellezas nacionales. Al día siguiente de su elección un periódico tituló en la primera página: "Miss Chile ganó con Peritonitis" Al parecer -según el diario- Soledad había sido operada de urgencia faltando poco tiempo para la elección y razón por la que estaba tan delgada. Antes de viajar a Miami, Miss Chile confiaba en subir los kilos que había perdido con los ajetreos de la elección, sin embargo una vez en el Miss Universo, en vez de engordar adelgazó. Su comida consistía en pan con huevos revueltos y Coca Cola. Finalizado el certamen, Soledad regresó al país y continuó una exitosa carrera de modelo.

1972
La falta de interés de auspiciadores y patrocinadores nos dejó sin Miss Chile ese año. El país comenzaba a perder el entusiasmo que tiempo atrás había despertado el tener una reina de belleza. Aunque en 1972 tampoco se organizó un concurso, igualmente Chile mandó una representante al Miss Universo, que ese año se realizó en Puerto Rico. Aunque la designación de nuestra Candidata fue improvisada y sin publicidad, Consuelo Fernández, era una estupenda estudiante de Arquitectura de cabellos y ojos negro gran elegancia y que estaba comenzando a modelar. Sus fotos aparecieron en la prensa chilena cuando ya se encontraba participando en San Juan y sólo entonces el país pudo conocer nuestra miss.
Sin duda el apuro con que había sido enviada a Puerto Rico y la falta de preparación para un certamen de esa naturaleza le jugaron en contra y no clasificó. Una vez en Chile siguió con sus estudios y su trabajo de modelo. Consuelo Fernández falleció en Diciembre de 1992, pero sigue siendo recordada por su elegancia y aporte a la belleza chilena.

1973
"EVE", la Discoteque de moda de esos años, fue el lugar donde se realizó el concurso ese año. También estaba de moda (nuevamente!) la minifalda, y en la televisión, el programa obligado de moda era "Música Libre". Y siguiendo con la moda, las candidatas no sólo tuvieron que desfilar en trajes de baño, sino que bailar al más puro ritmo y estilo de "Música Libre". Esto fue realmente una suerte para Isabel Castro y "Marisel", dos de las candidatas, que eran precisamente "lolas" bailarinas del programa. Llegó la final y la vencedora fue una aplicada estudiante de Secretariado Bilingüe y Presidenta del centro de Alumnos de su escuela, de nombre y apellido muy Inglés: Era Gwendolyn Janet Robertson de 18 años y con una a larga cabellera castaña. Aunque su linda figura apenas se adivinaba bajo una túnica de terciopelo verde con adornos dorados, un traje de noche que le había prestado una amiga. Miss Chile tuvo que correr a sacar su visa días antes de partir a Grecia, país donde se efectuó el Miss Universo. En Atenas "Wendy" lució el traje típico de Isla de Pascua, que según confesó más tarde le quedaba grande. Su dominio del Inglés le ayudó a comunicarse y hacer amistad con muchas candidatas. Como recompensa a su simpatía se ganó el trofeo de "Miss Congenitality". Miss Chile regresó a casa sin una buena ubicación, pero feliz con su trofeo asomado entre su larga cabellera.


1974

Ese año Chile se enteró que estaba representado en el Miss Universo cuando el diario El Mercurio publicó la noticia: "Miss Chile Rebeca González fue una de las candidatas más aplaudida en la presentación oficial a la prensa en Filipinas".
En ese momento los medio se pusieron en campaña para investigar quién era la improvisada "miss". Rebeca había sido una de las cinco finalistas del Miss Chile anterior por lo que había ganado el derecho a representar a Chile, en una elección efectuada entre gallos y media noche y a puertas cerradas en la Discoteque "Faunos Club". Con el propósito de publicar alguna imagen, los periódicos finalmente obtuvieron de su graduación. La morena, de 1.74m y medidas 88-60-88, era ahora un poco más conocida en Chile. Aunque finalmente no tuvo una buena ubicación en el concurso, volvió a Chile satisfecha y con la prensa esperándola en el aeropuerto.


1975
¡Y surgió Raquel Argandoña! Una de las más famosas y polémicas bellezas chilenas. Raquel obtuvo el derecho de llevar el nombre de Chile al Miss Universo, cuando el fotógrafo Ronald Cádenas, entonces poseedor de la franquicia nacional, la eligió de entre un grupo de ganadoras de concursos locales. Su nombre ya era conocido como la "señorita Raquel", en el programa de Televisión "Sábados Gigantes", donde se desempeñaba como modelo. También había sido "Reina de la Fisa" y en los momentos de ser elegida Miss Chile estaba compitiendo por el cetro de "Miss Ritmo". Con unos grandes ojos claros, 1,75m y una personalidad impresionante no alcanzaba a representar sus 17 años de edad. En El Salvador, durante la competencia, Raquel no lo pasó muy bien y para colmo de la mala pata, se pinchó un ojo con un alfiler y durante un día tuvo que usar un parche. Quedó muy en desacuerdo con el resultado final: "En Chile hay miles de mujeres mejores que la candidata que resultó en segundo lugar" declaró a su regreso. Sin clasificar y sin pelos en la lengua también confesó: "En las fiestas las candidatas estábamos rodeadas de señores mayores cuya única intención era tocarnos".

1976

Si el concurso Miss Chile había permanecido a la deriva por unos años, nuevamente revista Paula lograba rescatarlo y darle el nivel merecido. En 1976 las postulantes comenzaron a aparecer en la revista y los chilenos nuevamente empezaron a votar y respaldar a sus favoritas. Como nota original, la final sería realizada en Concepción. Por primera vez en su historia, el concurso Miss Chile viajaba al sur del país. La última candidata en inscribirse fue una rubia de ascendencia alemana venida del sur de Chile. El atraso no impidió que la concursante ganara y pusiera en su corta cabellera, la recién diseñada corona de Miss Chile. La popularidad de Verónica Sommers fue subiendo como la espuma y llegado el momento de competir en Hong Kong, todo el país hablaba de la hermosa chilena que nos estaba representando en el Miss Universo. Su delicada belleza y sonrisa generosa lograron ubicarla en el grupo de las 12 semifinalistas.
Tal vez la falta de conocimiento del inglés o simplemente la mala suerte, fueron las causantes de que Verónica no llegara más lejos. Pero, nuevamente revista Paula lograba darle al país una ganadora de reconocida belleza internacional.

1977
En el verano de 1977 se comenzó la búsqueda de una nueva reina. Priscilla Brenner, otra descendiente de alemanes, de bellos ojos azules y gran estatura se puso la corona y la recién diseñada capa de Miss Chile. La elección, televisada a todo el país, se desarrolló en Teatro Municipal de Santiago. Las candidatas habían permanecidas "acuarteladas" en el Hotel Sheraton y en los pasillos del piso asignado a las candidatas, Verónica Sommers, encumbrada en altos tacones y en traje de baño, les enseñó a caminar como perfectas "misses". A minutos de la decisión final las grandes favoritas eran Verónica Phillips, Paulina Leighton y Priscilla Brenner. Pero, la facilidad de expresión de Priscilla, le dieron ventaja en la respuesta final. La estatura y medidas poco habituales en el común de las chilenas causó dolores de cabeza a los organizadores, que no podían encontrar un vestuario que le quedara perfecto. Finalmente la nueva representante partió a República Dominicana con un ajuar digno de una reina y sacó la cara por Chile, ataviada de Mapuche con monedas de plata sobre su cabellos claros. Sin lograr un buen resultado, Priscilla regresó a Santiago y continuó sus estudios de Kinesiología.

1978

Chile había quedado encantado con la belleza europea de Verónica y Priscilla y al parecer quería más. Marianne Müller, según muchos la más bella Miss Chile de todos los tiempos, ganó "mirando para atrás". Su 1,78m de estatura, un estupendo cuerpo y una sonrisa de reina habrían bastado para ser perfecta. Sin embargo su dominio de idiomas, su amplia cultura-por estudios europeos-, su sencillez y experiencia de modelo, se sumaron a su carta de presentación. Marianne viajó al Miss Universo de México, desde donde la elección final fue transmitida en directo y en colores a todo Chile. Y todo Chile brincó cuando Marianne fue la última en ser llamada entre las 12 semifinalistas.
Entre las semifinalistas habían estupendas candidatas, como Colombia, USA y Sudáfrica.
Para la competencia en trajes de noche revista Paula encargó directamente desde Nueva York un diseño "onda Disco" diseñado por el famoso Bill Blass.
El traje era moderno, pero demasiado innovador y de avanzada para un concurso Miss Universo. Finalmente Chile logró un séptimo lugar, pero a pesar de no haber ganado, a su regreso Marianne fue recibida como toda una triunfadora.
1979
Marianne Müller sólo tuvo un reinado de ocho meses.
En febrero de 1979, nuevamente se había elegido una Miss Chile. Y como una manera de aprovechar la publicidad y entusiasmo por el Festival de la canción, los organizadores tuvieron la idea de hacerlo en el Cacino de Viña del Mar. La televisión transmitió la final en directo desde el Casino, con segmentos previamente filmados en exteriores en la playa. Todo el mundo apostaba por Carolina Viskupovic, la juvenil representante de Osorno, que era muy parecida al tipo de Marianne Muller. Finalmente se tuvo que contentar con el segundo lugar. La cultura y personalidad de Cecilia Serrano se impusieron, en un estrecho salón del Casino lleno de invitados, y fue la primera sorprendida al ser nombrada como la nueva Miss Chile.
"Futura periodista es Miss Chile para Miss Universo" fue uno de los titulares que apareció en un diario. También se dio a conocer que tenía 19 años, 1,71m y medidas 90-59-90. Cuatro meses después de su elección se encontraba en Perth, Australia, compitiendo por el título de Miss Universo. Con un vestido de noche de lentejuelas grises y con un traje típico de "Huasa Elegante", también gris, Cecilia defendió los colores patrios. Sin embargo a pesar de su empeño no tuvo una buena ubicación.
El certamen tuvo un inesperado final: momentos después que era coronada Maritza Sayalero de Venezuela como Miss Universo, se desplomó una parte de la tarima donde estaban algunas concursantes, periodistas y fotógrafos. Gritos invadieron el lugar y también se escucharon los lamentos de Miss Brasil desconsolada al ver rajado su elegante traje de lentejuelas negras. Al menos en eso Cecilia tuvo buena suerte ya que no le pasó nada.
Cecilia Serrano no logró triunfar en un concurso de belleza, pero con los años se convirtió en una reconocida periodista de televisión chilena.


® Por Ricardo Güiraldes, especial para Chilean Charm
HISTORIA AÑOS 50' y 60' HISTORIA AÑOS 80' HISTORIA AÑOS 90' GALERÍA EN TRAJE DE BAÑO
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
www.chileancharm.com